Gnome


GNOME es un acrónimo de 'GNU Network Object Model Environment', entorno de trabajo en red orientado a objetos. Forma parte del Proyecto GNU y es un software libre, con el código fuente disponible y desarrollado por un gran número de programadores en todo el mundo.

¿Qué son los entornos de escritorio?

En las primeras versiones de los sistemas operativos basados en UNIX, la única opción para comunicarse con el sistema era mediante la consola o terminal, un programa que funciona en base a una línea de comandos (pantalla negra o verde, con cursor parpadeando, en el que tecleamos instrucciones en formato texto) y que veremos en una lección posterior. Para los que solo hayan trabajado con Windows, es similar al prompt del MS-DOS.
Siguiendo con la analogía con otros entornos, Windows o Mac, esta forma de comunicarse evolucionó a una interfaz mucho más gráfica e intuitiva, con el concepto de escritorio, donde tenemos ventanas e iconos y con un predominio del uso del ratón (pinchar, seleccionar, arrastrar...). Linux, también proporciona este tipo de interfaz gráfico (que en muchas ocasiones denominamos directamente como 'escritorios'), pero con mayor potencialidad y variedad que Windows, ya que permite al usuario elegir entre diversas posibilidades.
Entre las numerosas opciones de escritorios disponibles en Linux, destacan dos: GNOME y KDE, por ser los más completos y conocidos. En este Curso, nos centraremos en GNOME, al ser el que se instala por defecto en la distribución Ubuntu y ser el de uso más extendido hoy en día.

¿Para que sirve GNOME?

Es un entorno de escritorio que nos permite trabajar, usar y configurar nuestro Linux de una manera sencilla e intuitiva, en un modo gráfico de fácil comprensión..
Tiene tres componentes básicos:
  • Panel: permite lanzar aplicaciones y presentar el estado de funcionamiento del sistema.

  • Escritorio: en él se abren las aplicaciones permitiendo su utilización.

  • Aplicaciones y Herramientas de escritorio.
GNOME es muy versátil, permitiéndonos configurar el aspecto del escritorio (como veremos más adelante) o trabajar en decenas de idiomas . Precisamente esta flexibilidad, nos permite añadir utilidades de entre las que tenemos disponibles en los diferentes desarrollos para GNOME de la comunidad y desarrollar en varios lenguajes de programación sin que ello suponga una limitación en su integración con las demás aplicaciones.

Características básicas de GNOME

Cuando arrancamos la sesión gráfica, vemos que tenemos iconos para acceder rápidamente a las aplicaciones y unos menús de trabajo. Disponemos también de varios espacios de trabajo, que son escritorios independientes de los demás. Como en Microsoft Windows el botón derecho es sensible al contexto (se dice que es contextual) , es decir, nos mostrará un menú adecuado al lugar donde se encuentre en ese momento.
Este escritorio GNOME es muy modificable y puede adaptarse a nuestras necesidades y gustos, desde cambiar el tipo de letra (tipografías) a modificar el fondo de pantalla, pasando por los tipos de sonidos que emite el sistema y un largo etcétera que veremos más adelante.
GNOME, dispone de múltiples herramientas: desde una calculadora, a un editor de texto sencillo, un procesador de textos, hoja de cálculo, reproductor multimedia y muchas otras (programas de cálculo matemático, diseño gráfico, maquetación , contabilidad,...), que también veremos en los siguientes apartados.

El escritorio GNOME


Cuando accedemos a nuestro flamante Ubuntu, y una vez introducido nuestro usuario y contraseña, nos encontramos con el escritorio.


Pantallazo89a.png
Escritorio Gnome


Como vemos disponemos de dos barras de herramientas, ambas en los extremos de la pantalla, una arriba y otra abajo, dejando una parte intermedia que se denomina escritorio. Esta barra son los llamados Paneles de GNOME, (los analizaremos en los siguiente apartados).

¿Para qué sirve este escritorio?, pues bien, en él es donde se sitúan los iconos de las aplicaciones que podemos añadir nosotros mismos (es muy parecido el escritorio Windows) mediante un lanzador.
¿Cómo creamos un lanzador?, muy fácil, situados en el escritorio y haciendo clic en el botón derecho del ratón nos aparece un menú contextual, del cuál elegimos la opción Crear un lanzador.

Pantallazo90a.png
Crear un lanzador


Otra manera de crear lanzadores es arrastrar cualquier opción, carpeta o archivo, desde un menú hasta el escritorio (de una manera análoga a como lo hacíamos en Windows).

El "arranque" de este lanzador lo hacemos dando un doble clic sobre el icono del lanzador. Según el tipo de elemento que sea, tendremos un comportamiento distinto:
  • Si es un directorio, nos ejecutara el navegador instalado por defecto (en nuestro caso es Nautilus)
  • Si es un fichero de datos, por ejemplo texto.odt, nos abrirá el programa Openoffice. (según la asociación que tengamos sobre la extensión del fichero)
  • Y por ultimo si es una aplicación, por ejemplo, la calculadora, nos abrirá la calculadora

Paneles


Vamos a estudiar y conocer los Paneles de GNOME.



Pantallazo91a.png
Panel superior


Como vemos en la imagen superior, el panel superior contiene una serie de menús: Aplicaciones , Lugares y Sistema. Encontramos también unos Lanzadores ya instalados (Firefox y la Ayuda), y después unas miniaplicaciones, como el control de sonido, representado por un pequeño altavoz o la que nos permite cerrar nuestra sesión, reiniciar el sistema o cerrar el equipo, entre otras acciones, que aparece como una especie de símbolo de interruptor a la derecha del todo.
En determinado momento nos puede aparecer una miniaplicacion que nos informa que disponemos de actualizaciones en nuestro sistema operativo (algo parecido al Windows Update). Cuando nos aparezca, es muy recomendable su instalación para un mejor funcionamiento de nuestro sistema operativo.

Pantallazo92a.png
Panel inferior


En el panel inferior (imagen mostrada arriba) encontramos también algunas Miniaplicaciones, como Mostrar Escritorio (a la izquierda) o la Papelera (a la derecha). También encontramos una serie de pequeños cuadrados, llamados Áreas de trabajo, que veremos más adelante. En el espacio central hay un espacio llamado Lista de ventanas, donde estarán las aplicaciones abiertas en cada momento.
Estos paneles son muy configurables, desde cambiar colores, imágenes de fondo, iconos,.... También podemos añadir o quitar objetos según nuestras necesidades. Con ello conseguimos personalizar al máximo el escritorio a nuestro gusto.


¿Qué contiene el panel?:
  • Menús: Los menús son listas de elementos, desde los cuáles se puede arrancar una aplicación, ejecutar una orden, o abrir un submenú. (Aplicaciones -> Accesorios -> Calculadora).
  • Lanzadores: Son botones que arrancan una aplicación o ejecutan una orden cuando se pulsa el botón izquierdo del ratón. Por ejemplo, para incluir un lanzador en el panel, pulsamos el botón derecho del ratón en una parte de la barra y se nos abre un menú, del que elegiremos la primera opción que es Añadir al panel. Se nos abre una ventana en la que podemos elegir distintos elementos para añadir a este panel: un Lanzador de aplicaciones, buscar archivos, Búsqueda en diccionario,...

Pantallazo93a.png


Propiedades del panel

Pantallazo94a.png


Siguiendo con el botón derecho en la barra superior, y seleccionando Propiedades del Panel -> General (pestaña), podemos escoger que la barra se expanda (cuando esta opción está marcada, el panel ocupará toda la extensión vertical u horizontal del escritorio, si no, sólo tendrá la longitud necesaria para albergar los elementos que se le añadan), o si queremos que se oculte automáticamente para tener más sitio de escritorio . También podremos fijar el tamaño en píxeles que tendrá este panel y seleccionar en que zona de la pantalla queremos colocarlo: Superior, Inferior, Izquierda, Derecha.



Pantallazo95a.png

En la pestaña Fondo, como su nombre indica, podemos configurar el fondo que queremos para nuestro panel. Como vemos en la imagen, podemos dejar el que Ubuntu trae por defecto, elegir un fondo de un color determinado con más o menos transparencia o cargar una imagen en concreto.

Los menús


Introducción a los menús de GNOME

Y ahora, ¿cómo accedo a todo lo que me ofrece GNOME? Pues fácilmente, a través de los menús donde se encuentran los programas que están instalados. Como hemos visto anteriormente, tenemos los siguientes menús:

  • Menú Aplicaciones: Este menú nos permite acceder a las aplicaciones del sistema. Estas, están agrupadas por categorías, (Accesorios, Acceso universal, Gráficos, ...). La última es una opción especial que nos da acceso a una herramienta muy útil, el Centro de Software Ubuntu. Este, nos permite buscar y añadir aplicaciones que no estén instaladas por defecto en la versión estándar de Ubuntu o eliminar aquellas que no necesitamos. De todo el conjunto de programas accesibles a través de este menú, veremos más adelante, en el tema dedicado a las Aplicaciones, algunas de las más utilizadas.

Pantallazo96a.png

  • Menú Lugares: En este menú podemos acceder a la Carpeta personal, (donde están nuestro archivos, algo parecido a Mis Documentos en Windows), al Escritorio, unidades del Equipo (desde el disco duro al CD/DVD, pendrives,...) También tenemos un buscador para buscar en el equipo, y un acceso a Documentos recientes, donde hay una lista con los 10 últimos documentos abiertos

Pantallazo97a.png

  • Menú Sistema: contiene acceso a tres bloques. El primero, Preferencias, que nos permite configurar nuestro entorno y donde podemos añadir impresoras, cambiar la apariencia, o los sonidos del sistema, por ejemplo, y que veremos en más detalle en el tema de personalización. El segundo, Administración, con el que podremos gestionar nuestro sistema, actualizándolo, instalando programas, creando usuarios y otra serie de tareas que trataremos en el tema de administración básica. Por último tenemos el bloque de Ayuda, que nos da acceso a través de varias opciones a documentación en línea sobre GNOME y Ubuntu, de gran utilidad para conocer los detalles y resolver dudas de cada opción del sistema.

Pantallazo98a.png


  • Menú de Escritorio: Este es un menú contextual que nos aparece cuando pinchamos el botón derecho del ratón sobre el escritorio. Las opciones, son las que se muestran en la imagen inferior, como crear una carpeta, un lanzador o un documento y otras varias.

Pantallazo99a.png

Editar menús

¿Podemos modificar estos menús? Sí, para ello nos vamos a Sistema -> Preferencias -> Menú principal, y de aquí podemos seleccionar en cada categoría los que queremos que aparezcan, añadir nuevos elementos , mover su posición, eliminarlos y en definitiva, personalizarlos a nuestro gusto.


Pantallazo100a.png

Las áreas de trabajo de GNOME


Unas de la grandes posibilidades de GNOME es la de poder utilizar varias áreas de trabajo en una misma sesión. Funcionan como "escritorios" independientes entre los que podemos conmutar de forma muy rápida y sencilla, lo que nos permite ampliar y organizar mucho mejor el espacio donde trabajamos. Eso sí, solo puede estar activo uno de ellos en cada momento.

Generalmente está dividido en 4 áreas, aunque el número puede ser establecido por nosotros. Podemos crear los escritorios que queremos para nuestra necesidades. Ejemplos típicos de utilización de las áreas de trabajo por parte de los usuarios se dan cuando se tienden a abrir muchas aplicaciones y ventanas simultáneamente y se desea repartir entre varios escritorios para un más fácil control, o utilizar distintas áreas para tareas diferentes (juegos en un área, documentos en edición o lectura en otra, ....) o si disponemos de varios monitores, asignar a cada escritorio un monitor diferente.

Estos escritorios tienen en común la misma apariencia, paneles y menús.


Pantallazo101a.png
Para cambiar de área de trabajo es tan fácil como pulsar sobre el escritorio que queramos.
Para crear estos escritorios, solo tenemos que hacer clic con el botón derecho encima de los escritorios y nos aparece una ventana, seleccionamos Preferencias y en Áreas de Trabajo, ponemos el número de las áreas a crear y le damos a aceptar

Si queremos eliminar algún área, primero debemos comprobar que no hay ninguna aplicación corriendo en ella. A continuación, vamos reduciendo en el menú que comentábamos anteriormente, al número de áreas que deseemos.

Ventanas


En GNOME tenemos dos tipos de ventanas:

  • Ventanas de aplicación: son las que nos van a pareciendo al abrir carpetas, archivos o aplicaciones. Contienen un marco y en la parte superior una barra llamada Título, donde se nos indicará el nombre del archivo/carpeta/aplicación en que nos encontramos. También encontramos los botones que nos permiten cerrarla, minimizarla o maximizarla, al estilo de las ventanas en Windows, aunque en este caso aparecerán en la zona izquierda.
  • Ventanas de diálogo: estas ventanas contienen menús interactivos y se nos presentan cuando estamos trabajando con una aplicación (por ejemplo, nos pide confirmar o elegir una acción, nos da un mensaje de aviso,...). Son similares a la anteriores, salvo que el interior está compuesto por cuadros de diálogo para interactuar con ella.
Manipulación de ventanas
Se realiza de forma muy similar a Windows. Como es lógico, para realizar cualquier acción en una ventana concreta , deberemos fijar el foco en ella. Podemos seleccionarla con el ratón si está visible, seleccionarla en el panel inferior o movernos a través de las ventanas abiertas con el teclado con la combinación Alt+Tab.


Pantallazo102.png

Barra Título con los botones cerrar, minimizar y maximizar

Una vez en foco, podemos realizar las acciones típicas de:
  • cerrarla, minimizarla (cerrar su vista, situandola en el panel inferior) o maximizarla (ocupa todo el escritorio).
  • moverla: arrastrarla con el ratón, manteniendo el botón izquierdo pulsado.
  • redimensionarla: situándonos con el ratón en el borde de la ventana hasta que el cursor cambie a un flecha. Movemos el ratón con el botón izquierdo pinchado, de forma que ampliemos o reduzcamos dicha ventana. Si ésta se encuentra maximizada, deberemos previamente desmaximizarla pinchando en el botón cuadrado (o ventana) en la parte superior izquierda de la barra título. La ventana se reducirá y ya podremos realizar la operación descrita anteriormente.


BarraTitulo.png

Barra Título con el botón 'desmaximizar'



Estas operaciones y algunas más (moverla a otro área de trabajo, fijarla siempre visible,...) podemos realizarlas a través de las opciones del menú contextual que nos aparece al situarnos en la barra de Título (recordad, pinchar botón derecho del ratón).

También es posible utilizar las combinaciones de teclas, desde Alt+F4 (cerrar ventana), Alt+F5 (desmaximizar), Alt+F7 (mover con ratón), Alt+F8 (redimensionar con el ratón), Alt+F9 (minimizar) y Alt+F10 (maximizar).

También podemos configurar algunos aspectos de la manipulación de las ventanas a través de: Sistema -> Preferencias -> Ventanas.


Pantallazo117a.png























Curso de ubuntu
Material bajo licencia Digital Learning SL