Estructura de archivos en Linux


Después de la introducción que hemos hecho al gestor de archivos, vamos a detenernos en algunas características propias de Linux/Ubuntu referentes a los directorios (o carpetas, como los denominamos en el entorno gráfico) y archivos.
También veremos algo muy importante, ¡cómo acceder a todos los ficheros que teníamos en Windows!

Estructura de archivos en Linux

En Linux/Ubuntu debemos tener en cuenta dos cuestiones:
  • Todos los elementos o componentes del sistema se tratan como un archivo, tanto el software como el hardware.
  • Un sistema Linux reside bajo un árbol jerárquico de directorios (o como decimos comúnmente los directorios 'cuelgan' unos de otros en diferentes niveles) , de forma similar a la estructura del sistema de archivos de plataformas Unix
La primera característica nos indica que un directorio, un subdirectorio, o por supuesto un fichero, se tratan de la misma forma que el ratón, el monitor o una impresora. Es cierto que los archivos de dispositivos son especiales (son binarios), por lo que tienen un acceso especial y no los podemos editar normalmente.

Dada esta peculiaridad, los dispositivos se 'montan' y 'desmontan' como subdirectorios en el sistema de archivos para poder acceder a ellos o deshabilitarlos. No nos debe preocupar este hecho, ya que cuando utilizamos GNOME/Nautilus, el interfaz se encarga de realizar estas acciones automáticamente. (Como curiosidad, si trabajamos en Consola de Comandos, que veremos más adelante, si debemos utilizar los comandos 'mount' y 'unmount' para realizar estas acciones).
La organización o estructura del sistema de archivos comienza por un directorio raíz representado por '/', que es el nivel jerárquico superior del mismo. De este directorio raíz cuelgan todos los demás directorios.

Podemos ver esta estructura si accedemos a Lugares --> Equipo --> Sistemas de archivos. Detallamos a continuación los más significativos:
  • Raíz o /
    • /bin : en este directorio se encuentran los comandos binarios esenciales de usuario
    • /boot : aquí se encuentran archivos estáticos del programa de arranque
    • /dev : aquí están los archivos de unidades o dispositivos
    • /etc :archivos de configuración de sistema
    • /home : aquí tendremos nuestro directorio de usuario:
      • /home/micuenta. En este directorio se crean por defecto las carpetas donde podemos guardar nuestros archivos personales (Documentos, Imágenes, Música, Vídeo,...). También encontramos la carpeta Escritorio (todo lo que vayamos poniendo en el escritorio se almacena aquí) y algunas otras como Plantillas, Descargas,..
      • /home/segundacuenta. Si hay varios usuarios, sus directorios 'home' se listarán aquí.
    • /lib : aquí se encuentran las librerías esenciales compartidas y módulos del Kernel
    • /media : en este directorio es donde montamos los medios removibles.
    • /mnt : aquí es donde montamos temporalmente los sistemas de archivos
    • /opt : aquí se guardan los paquetes de software y aplicaciones
    • /sbin : están los archivos binarios del sistema
    • /srv: se encuentran los servicios del sistema
    • /tmp :se almacenan los archivos temporales
    • /usr : se encuentran aquí utilidades y aplicaciones
      • /usr/local
        • /usr/local/bin
        • /usr/local/games
    • /var : se almacenan variables de archivo
    • /root :éste es el directorio “home” del usuario root
    • /proc : se encuentra la documentación del sistema de archivos virtual del Kernel

    • /host: ficheros de Windows. Lo vemos en el último epígrafe de este apartado.

Nombrado de ficheros en Linux

Las particularidades que debemos tener en cuenta a la hora de nombrar nuestros ficheros en Linux son las siguientes:
  • Un nombre de fichero puede tener entre 1 a 255 caracteres de longitud
  • No se pueden utilizar los caracteres de control ni los signos de puntuación, salvo el punto (.), guión (-) y guión bajo (_). Lo recomendable es utilizar las letras [a-z] sin acentos ni ñ y los números [0-9]. Para separar palabras, mejor utilizar el guión bajo (_).
  • Se distingue entre minúsculas y mayúsculas (recordar que Windows no lo hace). Es recomendable utilizar siempre minúsculas.
  • Los ficheros no llevan la típica extensión de Windows (.doc, .txt, ...). Algunos usuarios ven recomendable poner un punto al final del nombre propiamente dicho y luego algo que indique el tipo de fichero que es.
  • Los ficheros con un punto (.) al inicio, quedan ocultos. Suelen ser ficheros propios del sistema.
No obstante lo dicho, si pruebas con la versión que hemos instalado de Ubuntu, comprobarás que parte de estas reglas no son de aplicación. Las podemos considerar más como recomendaciones o buenas prácticas, para evitar problemas innecesarios, como por ejemplo, al intercambiarlo con usuarios que pueden tener sistemas diferentes al nuestro. Un ejemplo: podemos nombrar a un fichero como 'año 2010', es decir utilizando la ñ y el espacio en blanco. Eso sí, el fichero 'Año 2010' se considerará distinto a ese anterior, que se encuentra todo en minúsculas.


Curso de Ubuntu
Material bajo licencia Digital Learning SL